Pàgines

dimarts, 13 de febrer de 2018

Unes hores a l'infern



http://www.laie.es/actividades/evento.php?codigo=1371&utm_source=curs%20unes%20hores%20a%20l%20infern&utm_medium=referencia&utm_campaign=cursos

Dimecres 7 de febrer va començar el curs Unes hores a l'infern. Lectura del primer càntic de la Divina Comèdia de Dante. Es tracta d’una cita mensual coordinada per Rossend Arqués, president de la Societat Catalana d’Estudis Dantescos (SCED) i amb la col·laboració dels professors Eduard Vilella, de la UAB, i Josep Mª Micó, de la UPF. Tots tres ens ajudaran a descobrir i gaudir amb el fascinant poema de Dant, analitzant-lo ver a vers i destriant-ne paraules i idees.

El projecte és engrescador: consisteix en dedicar-hi tres anys, llegint i analitzant cada any un càntic: l’Infern durant el 2018, el Purgatori durant el 2019 i el Paradís durant el 2020, per arribar al 2021 amb el coneixement suficient per celebrar el 700 aniversari de la mort d’un del poetes més grans de literatura universal.

http://www.laie.es/actividades/evento.php?codigo=1371&utm_source=curs%20unes%20hores%20a%20l%20infern&utm_medium=referencia&utm_campaign=cursos


A la propera sessió, el 7 de març, Josep Mª Micó ens guiarà en la lectura dels cants 4 al 7.
Les inscripcions estan obertes.

Informació i inscripcions:
activitats@laie.es | Tel. 93 412 68 32 ext. 161

Conxita Guixà

dilluns, 22 de gener de 2018

PLANT REVOLUTION O LA GRAN ESPERANÇA VERDA



http://www.laie.es/busqueda/listaLibros.php?keywords=futuro%20vegetal%20mancuso&tipoArticulo=&utm_source=llibre%20el%20futuro%20es%20vegetal&utm_medium=social&utm_campaign=recomanatEl món vegetal sembla haver despertat els últims anys un interès que va més enllà de l’àmbit de la divulgació científica, amb mirades i discursos nous que busquen a la fi una manera més atenta de conviure-hi.





Són llibres que traspassen els gèneres literaris, que fan confluir la literatura científica i  la divulgació humanística, la biografia i el tractat filosòfic. Els científics parlen sense complexos de coses com la fisiologia o el comportament de les plantes i dels arbres; no tant per fer difusió de nous descobriments sinó per compartir el que ja sé sap de fa temps, conscients que el lector d’avui és més permeable a sentir fascinació per aquesta presència propera però aliena, que és el món vegetal.



Galaxia Gutenberg acaba de publicar un segon llibre del científic italià Stefano Mancuso, El futuro es vegetal, quan encara no havíem sortit de  l’estupor provocat pel seu anterior assaig: Sensibilidad e inteligencia en el mundo vegetal, que ens havia obert un nou món amb la demostració que les plantes ens superen en resistència, adaptació al medi i intel·ligència estratègica (facultats que explicarien el que ja sabíem: que les plantes podrien viure perfectament sense nosaltres, però en canvi nosaltres sense elles ens extingiríem). Aquest segon llibre intenta anar més enllà i, si fem cas del títol original, gairebé ens endinsem en la ciència-ficció: Plant revolution. Le piante hanno già inventato nostro futuro. És a dir, les plantes estan preparades per al futur perquè estan dissenyades per a la supervivència i allà ens esperen, si en prenem l’exemple, donat que molts dels problemes als quals hem de fer front són els mateixos.


http://www.laie.es/busqueda/listaLibros.php?keywords=stefano%20mancuso&tipoArticulo=&utm_source=llibres%20stefano%20mancuso&utm_medium=social&utm_campaign=recomanat
 Stefano Mancuso durant la seva intervenció a Kosmopolis, al CCCB


Si al primer llibre calia atribuir facultats humanes a les plantes: sensibilitat, comunicació, memòria… per tal de desvelar els secrets de la seva resistència, a El futuro es vegetal, Mancuso ens convida a un viatge on nosaltres podem fer com si fóssim plantes, si de veritat volem assegurar-nos uns quants anys més de pervivència a la Terra. 

Núria

dilluns, 8 de gener de 2018

Shakespeare i la música




http://www.laie.es/actividades/evento.php?codigo=1296&idioma=cat&utm_source=seminari%20shakespeare&utm_medium=social&utm_campaign=cursosEl cicle Literatura i cultura en l’època de Shakespeare es va inaugurar el passat 29 de novembre a Laie Pau Claris i ho va fer omplint-nos de música.

Aquest seminari, organitzat per l’Associació Catalana de Shakespeare i l’Institut d’Estudis Medievals de la Universitat Autònoma de Barcelona, es proposa, en cadascuna de les seves sessions, relacionar una obra de Shakespeare amb algun tema literari o cultural de l’època.

Quin paper té la música a les obres de Shakespeare? Joan Curbet, membre de l’Institut d’Estudis Medievals de la UAB, va explicar com l’originalitat d’aquest excepcional autor anglès es mostra també en l’ús que fa de la música i com la integra dins de les seves obres.

Durant la sessió, Curbet ens va presentar diverses cançons incloses en obres de Shakespeare i a continuació els assistents vam tenir el privilegi d’escoltar la interpretació d’aquestes peces de la mà de Mireia Latorre (soprano) i Peter Krivda (viola da gamba).

Per exemple, Greensleeves és una cançó que Shakespeare cita a Les alegres casades de Windsor i que consta als cançoners de l’època. A la cort d’Enric VIII, durant el segle XVI, va esdevenir tan popular que tothom la coneixia. Shakespeare va saber integrar dins dels arguments música procedent de dos àmbits: d’una banda, algunes cançons populars de l’època i, de l’altra, cançons d’entorns més cortesans. Tot plegat el converteix, una vegada més, en un autor molt innovador.

http://www.laie.es/actividades/evento.php?codigo=1296&idioma=cat&utm_source=seminari%20shakespeare&utm_medium=social&utm_campaign=cursos



Informació i inscripcions:

activitats@laie.es | Tel. 93 412 68 32 ext. 161

dilluns, 20 de novembre de 2017

César Aira y la lectura



http://www.laie.es/libro/evasion-y-otros-ensayos/1210331/978-84-397-3366-9?utm_source=llibre%20evasion%20cesar%20aira&utm_medium=social&utm_campaign=recomanat 

Acaba de aparecer Evasión y otros ensayos, 5 ensayitos del gran César Aira. En el segundo, titulado "Un discurso breve" (págs 49-51), leemos:





Por lealtad a la lectura. Lealtad y gratitud, porque algunos tenemos mucho, o casi todo, que agradecerle. Una de mis citas favoritas es una frase de Fontenelle, "No hay pena que se resista a una hora de lectura". En realidad no es siquiera necesario tener una pena para experimentar el poder consolatorio de la lectura. Pero esa hora no se da gratis y sin más, con sólo abrir un libro. Hay que hacer un largo aprendizaje para traerla de muy lejos, de las primeras lecturas cuando nos parecían un milagro, para efectuar el milagro nuevo de una tregua en el proceso de resolución de problemas y persecución de objetivos en los que consiste la vida adulta. Creo que Fontenelle se refería a la lectura hedónica y sin propósito, la misma de la que se jacta todo buen lector, aunque mienta.

Si se lee por placer hay que obedecer a las leyes del placer, la primera de las cuales, y la única, es la ley de la libertad. Libertad de los condicionamientos en que se encierra a la lectura, en sus utilidades: instruir, informar, refinar el gusto, estimular la reflexión. El placer de leer puede prescindir de todo eso, en un nihilismo feliz. Ahora bien, el nihilismo es un camino sin retorno, y la libertad que se le otorga al placer puede tomar caminos imprevisibles. Uno puede hacer cosas tan blasfemas como cansarse de Shakespeare, Kafka y Henry James y ponerse a leer novelas policiales. Tal cosa es menos infrecuente de lo que se confiesa (doy fe). Tiene sentido que la lectura elegida en ese caso sean las novelas policiales. Quien se ha pasado la vida leyendo a los clásicos, antiguos y modernos, ha vivido bajo el signo de la relectura, que está implícita, se haga o no, en toda buena literatura. Hay una duplicación del tiempo en la lectura, la necesidad del segundo punto con el que establecer la perspectiva y adjudicar el valor. La novela policial es por excelencia lo que no se relee, ya que es su propio spoiler, y el lector se saca de encima esa duplicidad temporal que constituye a los clásicos.



http://www.laie.es/libro/continuacion-de-ideas-diversas/1226068/978-607-9409-80-7?utm_source=llibre%20continuacion%20ideas%20aira&utm_medium=social&utm_campaign=recomanat 
La editorial méxicana Jus ha republicado los deliciosos fragmentos ensayísticos Continuación de ideas diversas (2014). Curiosamente en su página 43 leemos lo siguiente:




Fontenelle: "Il n'est point de chagrin qui tienne contre une heure de lecture": "No hay pena que no resista a una hora de lectura". Suena a verdad, al menos para algunos: el remedio universal a tristezas, preocupaciones y otros desánimos. Es cierto que hay quienes no leen nunca y se las arreglan con otros remedios. Supongo que Fontenelle se refería a gente como él y sus colegas y amigos, philosophes franceses dieciochescos para los que la lectura era un diálogo con la inteligencia y parte integrante de la sociabilidad.

También habría que preguntarse: ¿Qué pena? ¿Qué lectura? ¿Qué hora?

Y si la respuesta en los tres casos es "Todos, todas"... le estamos dando a la lectura un carácter mágico, la extendemos sobre el mundo como una capa adherente al tiempo.



Quizá para quien no conozca la interesante obra del escritor argentino, estas reflexiones paradójicas sean una buena puerta de entrada a su mundo loco y fascinante.

José Aguilera, llibreter de Laie Pau Claris

dimecres, 15 de novembre de 2017

Escritos de Yasujiro Ozu



http://www.laie.es/libro/la-poetica-de-lo-cotidiano/1225992/978-84-16529-45-2?utm_source=llibre%20yasujiro%20ozu&utm_medium=social&utm_campaign=recomanat 

Según Wim Wenders, si hubiera algo como un tesoro sagrado del cine ése tendría que ser la obra de Yasujiro Ozu.





Su película Tokyo monogatari (Cuentos de Tokio) aparece en las listas de las mejores películas de la historia del cine. Pero no se trata de una sola película; el tesoro del que habla Wenders lo conforma la práctica totalidad de su filmografía, ya que cada una de las películas del cineasta japonés defiende una misma manera de sentir el cine y por tanto se hace difícil no entenderlas como un todo.

En La poética de lo cotidiano. Escritos sobre cine la editorial Gallo Nero presenta una selección de textos que abarcan treinta años, desde 1931 a 1962. Hay entrevistas y otros escritos. No demasiados ya que, según leemos, le cansaba escribir. Y en ellos habla de experiencias vitales y personales, de los cambios en la sociedad japonesa tras la segunda guerra mundial y de cómo lo ha reflejado en su cine. Habla también de técnica cinematográfica, aunque la mayoría de veces, para poner objeciones: “existe la sensibilidad, no la gramática”. Esa premisa es una constante en el cine de Ozu, la sensibilidad artística: leemos sobre la importancia de las elipsis, de los decorados y objetos escogidos, de los encuadres fijos intensamente poéticos que sirven para pasar de una escena a otra y evitar soluciones más corrientes, como el fundido.

http://www.laie.es/libro/la-poetica-de-lo-cotidiano/1225992/978-84-16529-45-2?utm_source=llibre%20yasujiro%20ozu&utm_medium=social&utm_campaign=recomanat

Hay también esa otra sensibilidad que proviene de la gran humanidad del cineasta y que vemos en los temas de sus películas, en la manera de enfocar los conflictos en las relaciones interpersonales. O, por ejemplo, a otro nivel, en la dirección de los actores, al priorizar la calidad humana por encima de los resultados: “Si un actor no me atrae como persona no me apetece trabajar con él, y llega a no interesarme hacer ese trabajo. Pero si su interpretación presenta algún defecto  y es una buena persona, entonces siento el estímulo de trabajar con él”.

Por último, existe la sensibilidad del  propio espectador, al que el cineasta no sólo apela, sino que estimula, y lo hace a través de medios puramente cinematográficos, reduciendo los componentes dramáticos y potenciando los recursos de sugestión: “ no se trata de contar lo que sea de una forma exhaustiva, sino de mostrar sobre todo el setenta o el ochenta por ciento, dejando lo que no se ve a la sensibilidad estética del espectador”.


Considerado como “el más japonés de los directores japoneses”,  no sorprende encontrar en estos textos un elogio constante de la contención y de las formas “humildes” de expresión. Su poética de lo cotidiano, a la que hace referencia el título, intenta revelarse y ser reconocida por todos los medios. Igual que en el final de El sabor del arroz con té verde , cuando de repente la protagonista rompe a llorar al entender lo que su marido —al que hasta ese momento aborrecía— quiere decir cuando habla de “lo íntimo, lo sencillo y lo familiar”…



Núria, llibretera